3 de enero de 2007

Intolerancia y más intolerancia

Siempre he intentado considerar todas las posibilidades antes de emitir un juicio, tal vez porque así me lo inculcaron o simplemente porque de esa forma gano tiempo para tomar una decisión final.

Después de todo esto es la base del periodismo, ¿no?, contrastar la información y las fuentes. Tal vez sea por eso que me lleno de cólera -innecesariamente- cuando veo, escucho o leo juicios a la ligera sobre temas que, para bien o para mal, necesitarían un poco más de reflexión antes de emitir un juicio de valor...

Pongamos un ejemplo, una mala experiencia en la compra online de un producto, sea cual sea la tienda y/o el producto, no significa que el comercio electrónico sea ineficaz, y si no, ¿cómo es posible que cada año la facturación por esta vía de comercialización siga creciendo a un ritmo envidiable?

Lo digo porque a veces los furibundos, las personas que entienden que el odio y la irracionalidad son la única vía para expresar -o peor aún , para demostrar- que tienen la razón, emiten una serie de afirmaciones como si la vida les fuera en ello, no importa el tema, llámese política, religión o comercio electrónico este tipo de personas tiende a hacer una serie de declaraciones, que en mi opinión, lo menos resultan irresponsables...

Ayer leía por la tarde en un blog llamado "El Diario del Lobo de Gruñón", que ya de por sí el nombre dice mucho, una serie de afirmaciones sobre una tienda online llamada Pixmania.com, y recuerdo que después de leer su "artículo", "opinión" o como deseen llamarle, lo único que pensé fue: "Dios! este tío estaba realmente furioso cuando escribió esto," con lo que cualquier credibilidad que le pude dar a su escrito en una primera instancia quedo totalmente extinguida...

Luego por la noche al mirar desde mi cama las declaraciones de ciertos políticos sobre ciertos acontecimientos que nos aquejan últimamente, me di cuenta de que no importa si se habla de terrorismo de o de una estúpida cámara de vídeo, la base de toda democracia es la tolerancia y desgraciadamente últimamente en España de eso hay muy poco...
Se ha producido un error en este gadget.

Visitas, lectores, críticas, mirones, fisgones, cotillas, curiosos y otros...